La Iglesia Maronita

La IGLESIA CATÓLICA está compuesta de dos secciones: La Iglesia Occidental y las Iglesias Orientales.

 

Dentro de la iglesia de occidente existe una sede patriarcal: Roma, la Iglesia Madre de la Iglesia Católica; y dentro de la iglesias orientales existen cuatro sedes patriarcales que han marcado su historia: Jerusalén, Alejandría, Antioquía y Constantinopla a su vez, dentro del patriarcado de Antioquía existen dos grupos: el sirio-occidental y el sirio-oriental.

 

La Iglesia Maronita forma parte del grupo sirio-occidental, siendo el arameo su lengua litúrgica. Está integrada, pues, de lleno en la tradición cristiana oriental, y sus fieles constituyen una porción de la Iglesia Católica que cuenta con una de las raíces más antiguas de toda la cristiandad.

 

La Iglesia Maronita es la única de todas las iglesias rituales de la Iglesia Católica que ha permanecido siempre en plena comunión con el Papa durante sus 2000 años de existencia, pese a las tremendas pruebas sufridas por esta Iglesia por parte de monofisitas, nestorianos, arrianos, no-calcedonianos, monotelitas, bizantinos, mamelucos y turcos, entre otros.

 

El nombre propio de la Iglesia Maronita es el de "Iglesia Siro-Antioquena", pero a partir del siglo V fue llamada "maronita", pues fueron los monjes del monasterio de san Marón, en donde estuvo enterrado dicho santo, los únicos que permanecieron fieles al Papa; de ahí la gente de los alrededores se referían a esos monjes fieles a Roma como los "maronitas" (por estar enterrado en su monasterio san Marón), los "romanitas" (por estar unidos a Roma), o los de "la estirpe de León o leonitas" (por que el Papa en turno era san León Magno), prevaleciendo de estos nombres el de Maronita por la gran influencia de este santo en aquella región del oriente.

 

El nombre actual de esta Iglesia particular procede pues de San Marón, monje anacoreta con fama de santidad mencionado por san Juan Crisóstomo y padre espiritual de éste entre el 404 y el 407. Muere en el año 410. Su estilo de vida, desarrollado entre su pueblo, causó profundo impacto, agrupando progresivamente a hombres y mujeres que, impresionados por su vida, originaron diversos monasterios.

Foto: Su Santidad FRANCISCO, Papa,

y Su Beatitud BECHARA PEDRO cardenal RAI, Patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, tomada en marzo de 2013  durante el saludo de los cardenales al recién electo Papa

Derechos reservados ®

Parroquia Maronita de San Chárbel

Diseñado por iChárbel.digital

Cantos Maronitas