LISTONES DE SAN CHÁRBEL

 

UNA TRADICIÓN NACIDA EN MÉXICO

 

Los listones de San Chárbel son una devoción popular que ha nacido en México, D.F.

 

Hay varias versiones y todas ellas tienen su propia "leyenda".

 

En el Líbano no se tiene está costumbre, sin embargo ha arraigado tanto en los devotos de San Chárbel en México, que la han ido exportando paulatinamente alrededor del mundo.

 

BREVE HISTORIA

Está costumbre nació y se vive únicamente en México; en el Líbano no se tiene la costumbre.

La primera imagen de San Chárbel, fue colocada probablemente en el Centro Histórico de México, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Balvanera, situada en la esquina de las calles Correo Mayor y Uruguay, en la ciudad de México, D.F. alrededor de está iglesia existían numerosos comerciantes de telas, muchos de ellos de origen libanés y devotos del santo.


 

HIPÓTESIS DEL ORIGEN DE LOS LISTONES DE SAN CHÁRBEL

Hay cuatro hipótesis bastante creíbles del origen de los listones; ninguna de ellas tiene una razón histórica comprobable, pero tienen su lógica. La primera de ellas la expuso el Padre José Boustany, que llegó a México en 1960 y llegó a ser el párroco de la Balvanera. La segunda la expuso Mons. Wadih Boutros Tayah, primer obispo maronita de México, sin embargo, cuando él llegó a México en 1996 ya existía la costumbre de forma muy arraigada. La tercera, que es la que más me convence, es la que expone el Padre Alberto Meouchi (primer sacerdote maronita de México), conclusión que él mismo imaginó, según me comentó en una entrevista que me concedió, después de observar un listón con unas medallas colgadas en los brazos de san Chárbel, en 1998. La cuarta hipótesis la expone el sr. Roberto O’Farrill, periodista y presentador del Pulso de la Fe en un programa dedicado a san Chárbel que vi en “Youtube”. Ignoro la fuente de donde obtuvo esta información, pues no lo comenta en su reportaje. Para ver el reportaje haz click en: Pulso de la Fe.

 

a).-Hipótesis de las Primicias:  El Padre Boustany pensaba que esta costumbre nació como una ofrenda al santo. Él recordaba que los comerciantes libaneses de telas ofrecían al santo un trozo de tela, como primicia de su comercio y en señal de su devoción, y también para pedirle su ayuda en la venta de sus telas.

 

b).-Hipótesis del "Acordonamiento":  Mons. Tayah, quien se especializó en Historia de la Iglesia, consideraba que podría provenir de la costumbre de “acordonar” lugares que acogían a enfermos contagiosos. Los sacerdotes, religiosos y religiosas cercaban las iglesias, monasterios o albergues donde atendían caritativamente a dichos enfermos en tiempos de peste, para prevenir contagios masivos. Con esto querían indicar que eran lugares de riesgo para la salud. A los enfermos les amarraran un listón en la muñeca o en la cintura, como indicio de su estado de salud y de que ya estaban siendo atendidos; de esta manera aprovechaban para colocar ahí alguna reliquia, medalla o imagen religiosa, para pedirle a Dios por su salud. Cuando obtenían su curación se quitaban el cordón y lo colgaban en el barandal o puerta de la iglesia o monasterio en señal del favor recibido. De aquí parte el hecho de que algunos enfermos (esto sí en el Líbano) se ciñan un cordón bendito de San Chárbel en la cintura o en la muñeca, como una remembranza de esta vieja costumbre, mientras invocan el favor y la bendición de Dios por intercesión de San Chárbel.

 

c).-Hipótesis de los “ex-Votos”:  El Padre Meouchi piensa que podría haber surgido en razón de que como las primeras esculturas de San Chárbel eran, y siguen siendo en su mayoría,  de yeso (escayola) o de fibra de vidrio, es decir, no portan vestidos de tela, los fieles no podían colgar en ellos con alfileres (imperdibles o seguros) sus medallas de “ex-votos”, entonces lo hacían colgando un listón en los brazos extendidos del santo y ahí colocaban con alfileres sus medallitas. Tiempo después desaparecerían los “ex-votos” y sólo quedaría el listón; y más tarde se comenzaría la costumbre de escribir en ellos una oración, o un mensaje para el santo.

 

d).-Hipótesis de la mujer angustiada:  El sr. Roberto O’Farrill cuenta que un día, una feligrés angustiada por su enfermedad entró a la catedral maronita (Nuestra Señora de la Balvanera) para orar y pedir misericordia a Dios. Al ver a la imagen de San Chárbel, le pidió ayuda, pero no conforme a eso, quiso dejarle su petición por escrito. Al buscar en sus pertenencias, la señora encontró un rollo de listón que acababa de comprar en una de las mercerías cercanas a la iglesia y cortó un trozo de listón en donde escribió su petición al santo. Al cabo de unos días, al regresar a la catedral para agradecerle a Dios porque la sanó por intercesión de San Chárbel y, como señal de gratitud, le dejó un nuevo listón donde escribió su agradecimiento. En cuanto otros devotos supieron lo sucedido, los listones empezaron a aumentar y la costumbre pronto traspasó fronteras.

 

Sea cual fuese el verdadero origen, lo cierto es que ya es una costumbre muy arraigada en México.

 

SIGNIFICADO DE LOS COLORES DE LOS LISTONES DE SAN CHÁRBEL.

 

El significado de los colores de San Chárbel también es ambiguo, quizá sea fruto del folklore mexicano.

Hay tantas versiones de los significados de los colores de los listones de San Chárbel, quizá como colores existan; sin embargo, todas las versiones tratan de dar una razón al color en función de la petición que se pida.

 

A continuación exponemos algunos significados de los colores. Pero es necesario tener en cuenta que esto es mera opinión de quien lo dice, pues no hay ninguna versión oficial por parte de la Iglesia.

 

Color de listó                       Para pedir 

AZUL . . . . . . . . . . . . . . . . . Por los enfermos.

AMARILLO  . . . . . . . . . . . . Por el trabajo o estudio. Instituciones educativas,

                                            empresas, negocios, fuentes de trabajo, etc.

NARANJA . . . . . . . . . . . . . Por los niños, en el embarazadas o por matrimonios

                                            estériles.

BLANCO . . . . . . . . . . . . . . Dar gracias por algún favor recibido.

                                            Por los que sufren algún vicio o están encarcelados.

ROJO O ROSA . . . . . . . . . Por el noviazgo y por los matrimonios.

MORADO  . . . . . . . . . . . . . Pedir el perdón por los pecados.

                                            por la conversión de los pecadores.

DORADO  . . . . . . . . . . . . . Por el Papa, los Obispos, Sacerdotes, Diáconos,

                                            Consagrados, etc.

                                            Por instituciones religiosas, movimientos eclesiales,

                                            asociaciones, etc.

NEGRO . . . . . . . . . . . . . . . Por los que sufren por la pérdida de un ser querido.

                                            por los fieles difuntos.

VERDE  . . . . . . . . . . . . . . . Por los deprimidos, perturbados, angustiados, etc.

                                            por quienes han perdido la fe.

CAFÉ O MARRON  . . . . . . Por los enfermos con alguna enfermedad psiquiátrica

                                            o mental, etc.

GRIS . . . . . . . . . . . . . . . . . Por lo que han sufrido alguna agresión física o moral,

                                            víctimas de secuestro, la violencia, "bullying", etc.

 

¿QUÉ SE ESCRIBE EN EL LISTÓN DE SAN CHÁRBEL?

 

a).-La intención por la que piden.

 

b).-Alguna oración a San Chárbel.

 

c).-El favor recibido.

 

d).-Una acción de gracias.

 

Se recomienda no escribir asunto de vida interior, es decir, tener cuidado de no exponer la conciencia, pues hay muchas personas curiosas que se acercan a los listones sólo para enterarse qué es lo que piden otros, y no para rezar; y esa información tan personal puede ser utilizada fuera de contexto.

 

En las iglesias o lugares donde se han colocado listones, se suele recomendar a sus párrocos o capellanes, o los responsables del lugar, quemar los listones después de un tiempo prudente, para que no sean mal utilizados, haciendo una oración por quienes los han colocado.

 

EVITAR LA SUPERSTICIÓN CON ESTAS COSTUMBRES PIADOSAS

 

La utilización del listón, su color o el hecho de escribir la intención sobre éste, en el fondo no importa, pero a muchos devotos les agrada o al menos les ayuda en su piedad personal. Empero, se debe tener cuidado de no convertir esto en una especie de superstición o amuleto, pues sería una ofensa a Dios nuestro Señor.

 

A este propósito nos parece muy oportuno citar el número 2111 del Catecismo de la Iglesia Católica promulgado por S.S. Juan Pablo II: “La superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia, de algún modo, mágica a ciertas prácticas, por otra parte, legítimas o necesarias. Atribuir su eficacia a la sola materialidad de las oraciones o de los signos sacramentales, prescindiendo de las disposiciones interiores que exigen, es caer en la superstición (cf Mt 23, 16-22)”.

 

autor: Mariana Mejía-Nehemy

para www.maronitas.org

Derechos reservados ®

Parroquia Maronita de San Chárbel

Diseñado por iChárbel.digital

Cantos Maronitas