Search
  • Parroquia Maronita de San Chárbel

Dales el eterno descanso

Conmemoración de los fieles difuntos

2 de noviembre


Por Rita Karam de maronitas.org



Dales el eterno descanso, oh Señor...


Muchos han estado ausentes de nosotros en el cuerpo, pero su alma permanece presente en nuestros hogares, y su recuerdo aviva nuestros corazones que anhelan una mirada de ellos, refresca nuestra quietud, y una emoción en el que este hueco palpita de alegría y nostalgia, y una palabra que ablanda nuestras heridas y un toque que nos recuerda la ternura de los que se han ido.


Anhelamos, sí, pero vivimos de la esperanza de que los que se han trasladado al cielo resucitarán porque el Señor de la vida los ha abrazado y recibido en su reino. Precisamente para estas personas la Iglesia dedica el 2 de noviembre, para recordarlas.

Las raíces de esta celebración se remontan al 998 d.C. cuando el Papa Bonifacio dedicó esta fecha al memorial de los muertos. Desde entonces, la Iglesia, oriente y occidente, eleva oraciones y hace ofrendas por el bien de las almas. Los creyentes visitan los cementerios de sus familiares, en visitas tradicionales, y los decoran con flores, encendiendo velas, buscando condolencias y buscando esperanza.


También en este acto, el Papa Benedicto XVI dice que una persona trata de dar a los muertos una especie de segunda vida:


“Frente a este misterio, aunque a veces inconscientemente, buscamos algo que nos invite a la esperanza, un signo que nos reconforte y nos abra un horizonte. Nos ofrece el futuro. El camino de la muerte es, de hecho, el camino de la esperanza, y visitar nuestros cementerios y leer los escritos en las tumbas es un camino marcado por la esperanza en la eternidad".

En este día se manifiesta la comunión de los santos, pues se mantiene vivo un lazo fuerte que une a los vivos con los muertos porque Cristo ha triunfado sobre la muerte, abriéndonos las puertas de la eternidad, y en él hay una llamada a no temer porque quien nos precedió y vivió la muerte, y nos referimos a Jesús, que nos cuidará ahora y también en la hora de nuestra muerte. Y una invitación a renovar la fe en la vida eterna y dar testimonio de esta esperanza en el mundo.


Oh Señor, en este memorial de los muertos, concédenos entender que la muerte no tiene la última palabra y que solo en Cristo está la vida. Haz brillar tu luz eterna sobre aquellos que se han dormido con la esperanza de la Resurrección, y dales descanso, y entrarán en la paz eterna. ¡Amén!


Hashtag: #maronitas #santosmaronitas #fielesdifuntos

52 views

Derechos reservados ®

Parroquia Maronita de San Chárbel

Diseñado por iChárbel.digital

Cantos Maronitas