El patriarca maronita vuelve a alzar la voz a favor del Líbano

En su homilía dominical de hoy domingo, el patriarca Bechara Pedro Rai fue contundente, discreto y claro sobre la situación en que están llevando a cabo algunas autoridades su trabajo. Un trabajo ineficaz y de complicidades, particularmente con el tema de la explosión del Puerto de Beirut.


Su Beatitud Bechara Pedro cardenal RAI, patriarca de Antioquía y de todo el Oriente.
Su Beatitud Bechara Pedro cardenal RAI, patriarca de Antioquía y de todo el Oriente. Cortesía de la foto: Bkerke

«Los dirigentes políticos intentan oprimir al pueblo y sabotear cualquier solución para hacerse con el Líbano», expresó el Patriarca Rai.

El patriarca maronita, el cardenal Bechara Rai, volvió a alzar la voz al fustigar, en su homilía dominical, el comportamiento de los dirigentes y del régimen.


Su Beatitud criticó claramente a los responsables, preguntándoles qué estaban haciendo para resolver las diversas crisis que han afectado al país. En particular, les acusó de practicar una «justicia selectiva y politizada», de paralizar la investigación sobre la explosión del Puerto de Beirut del 4 de agosto de 2020, de no garantizar la aplicación de la Constitución y de socavar las instituciones y el sector bancario mientras se incautaba el dinero de los depositantes.


El Patriarca Rai también advirtió del peligro de socavar la libertad de expresión, en una referencia implícita a los ataques de la magistrada Ghada Aoun contra nuestro colega Marcel Ghanem.


«Cuidado con socavar la libertad de expresión y someter al país a un régimen policial», dijo el Patriarca Rai.
«Estos métodos de represión no son como en el Líbano. La libertad de expresión nace con el ser humano. Dar rienda suelta a la represión allana el camino para una revuelta popular. ¿Dónde están los jueces honestos? ¿Algunas de las medidas tienen como objetivo crear una situación que impida la organización de las elecciones en la fecha prevista?»

Por último, el cardenal Rai subrayó que


«las elecciones legislativas deben celebrarse en la fecha prevista, y el nuevo presidente deberá mantener al país alejado de la política del eje», explicando que «el Líbano no es propiedad de nadie», en una crítica apenas velada a Hezbolá y al régimen aounista.

 

Para entender el contexto de las palabras del Patriarca puede servir leer esta nota de Tylia Heloue:


La fiscal general del Tribunal de Apelación de Monte Líbano, Ghada Aoun, inició el viernes un procedimiento judicial por difamación contra nuestro colega Marcel Ghanem, el canal MTV y el abogado Marc Habka.


Marcel Ghanem (izquierda) y Ghada Aoun (derecha) Lebanon
Marcel Ghanem (izquierda) y Ghada Aoun (derecha). Crédito de las fotos: MTV


La febril y virulenta introducción de nuestro colega Marcel Ghanem el jueves por la noche, al comienzo de su programa semanal Sar el-Waet (transmitido por MTV) y que apuntó de frente a la fiscal general del Tribunal de Apelación de Monte Líbano, Ghada Aoun, estuvo a la altura de las expectativas de la opinión pública, si hemos de creer las reacciones de los internautas en las redes sociales.


Esta fogosa introducción denunció abiertamente las fechorías y las persecuciones infundadas de la Sra. Aoun, desde la cábala contra los bancos y los hermanos Salamé, pasando por la implacabilidad contra Michel Mecattaf, hasta el caso de los enfrentamientos de Tayouné el 14 de octubre de 2021, todos casos que son objeto de acoso, a diferencia del caso de la red financiera ilegal de Hezbolá, al-Qard el-Hassan.


En respuesta a estos comentarios, el magistrado presentó el viernes una demanda personal por difamación contra Marcel Ghanem, el canal MTV y el abogado Marc Habka, que estaba presente en el plató del Sr. Ghanem, para condenar las declaraciones del periodista. Ghanem, para condenar los procedimientos "ilegales" iniciados por la Sra. Aoun, que ahora es célebre por sus exabruptos en las redes sociales -que se han convertido en su lugar favorito para lanzar ataques contra las personas que supuestamente tiene en el punto de mira-, a pesar de la pérdida de credibilidad y seriedad que este comportamiento engendra frente al poder judicial libanés.


Sin embargo, una fuente informada y cercana al caso dijo a Ici Beirut que "por el momento, ni el periodista Marcel Ghanem, ni la dirección del canal MTV, ni el abogado Marc Habka han sido notificados oficialmente de ninguna denuncia contra ellos. La fiscalía ejercerá la acusación a título personal, ya que no podrá beneficiarse de la combinación de su competencia jurídica y su competencia personal, desde el punto de vista legal", añadió.


Además, muchas personalidades políticas y de los medios de comunicación expresaron inmediatamente su apoyo e indignación en Twitter por la acción de la Sra. Aoun y la flagrante violación de la libertad de expresión. Entre las personalidades que se pronunciaron sobre el tema se encuentran el ex diputado Farès Souhaid, el diputado del Partido Socialista Progresista (PSP) Waël Abou Faour, la ex ministra cercana a las Fuerzas Libanesas, May Chidiac, y el diputado dimisionario de Kataeb Elias Hankach.


Tony Frangié se ensaña con Ghada Aoun


Sin embargo, es el tuit de Tony Frangié, diputado de la corriente Marada, el que ha sido especialmente significativo, ya que el hijo de Sleiman Frangié, a pesar de pertenecer al bando del 8 de marzo, al que parece adherirse la señora Aoun, atacó al Fiscal General, cuestionando la actuación de éste, que consideró "estéril e infundada", que "apunta a una categoría particular de personas", y que, entre otras cosas, "ha provocado la muerte de Michel Mecattaf y ha transformado el Estado de Derecho en un Estado policial". Y concluyó, desafiando al juez en cuestión: "La culpa no es suya, sino de quien le apoya", en referencia a las altas esferas del campo presidencial.


A modo de recordatorio, al día siguiente de la detención de Raja Salamé, hermano del gobernador del Banco del Líbano, Riad Salamé, en la noche del 17 de marzo, Marcel Ghanem había introducido su programa subrayando que el Líbano había perdido toda soberanía y que el control de Hezbolá sobre las instituciones del Estado se manifestaba en particular por "los procedimientos iniciados por el juez Aoun contra ciertas personalidades".


Habrá que esperar para conocer el destino de los procedimientos iniciados por Ghada Aoun, sabiendo que remiten a un ambiente muy similar al que reinaba durante la ocupación siria, cuando el poder judicial era un instrumento empleado al servicio del régimen de Assad.


26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo