El presidente del Líbano, Michel Aoun fue recibido por el papa Francisco en el Vaticano

Actualizado: 22 mar

Las conversaciones se centraron en la situación socioeconómica del país y en la petición de la verdad por parte de las familias que aún viven las consecuencias de la explosión en el puerto de Beirut.

El Papa y el Presidente del Líbano. Credito de la foto: Vatican News
El Papa y el Presidente del Líbano. Credito de la foto: Vatican News
«El Líbano tiene un lugar especial en mis oraciones e intereses, y lo visitaré para reavivar en él la esperanza»

Papa Francisco en la audiencia que concedió al Presidente del Líbano


Medalla que el Papa Francisco el obsequió al Presidente del Líbano
Medalla que el Papa Francisco el obsequió al Presidente del Líbano. Crédito del foto: Vatican News

Recordar las buenas relaciones diplomáticas

La audiencia se llevó acabo hoy por la mañana, lunes 21 de Marzo de 2022. Fue una audiencia para subrayar la importancia de las buenas relaciones diplomáticas que existen entre la Santa Sede y el Líbano, cuyo 75º aniversario se cumple este año.


A continuación, el Papa y el Presidente de la República del Líbano, Michel Aoun, se reunieron con el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por Monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.


Michel Aoun y papa Francico. Líbano y  Vaticano
Foto en el Palacio Pontificio de la delegación que acompañó al presidente del Líbano Michel Aoun en la visita al Papa Francisco en el Vaticano. Crédito de la foto: Vatican News

La grave situación del Líbano

Durante la reunión, «se refirieron a los graves problemas socioeconómicos que atraviesa el país y a la situación de los refugiados, esperando que la ayuda de la comunidad internacional, las próximas elecciones legislativas y las reformas necesarias puedan contribuir a reforzar la convivencia pacífica entre las distintas confesiones religiosas que viven en el País de los Cedros». Por último, se refirieron a las desastrosas consecuencias de la explosión en el puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020 y a la «demanda de justicia y verdad expresada por las familias de las víctimas».


Los regalos

El Papa regaló al Presidente Aoun un azulejo de bronce que representa a un ángel abrazando y acercando los dos hemisferios del globo, venciendo la oposición de un dragón, con la inscripción: «Un mundo solidario y de paz fundado en la justicia», así como algunos documentos como el Mensaje por la Paz de este año, el Documento sobre la Hermandad Humana, el libro sobre la Statio Orbis del 27 de marzo de 2020, editado por la Libreria Editrice Vaticana.


El Presidente libanés le correspondió con una copia fotostática de un salterio que data de 1600 (el primer libro impreso en el Líbano y en Oriente, en la imprenta del convento de Mar Qozhaya, en el valle sagrado de Qadicha) y un paquete de diferentes variedades de miel producida en los jardines del Palacio Presidencial.


Saludos y bendición


El Papa envío sus saludos a Su Beatitud Bechara Pedro Al-Rai, quien en este momento se encuentra en una viaje pastoral en Egipto, expresó su cariño por todos y cada una de las comunidades cristianas y musulmanes que conviven en el Líbano e impartió una bendición apostólica especial por el País de los Cedros, que espera pronto visitar.



30 minutos de audiencia


El encuentro, de unos 30 minutos, puso de manifiesto las buenas relaciones diplomáticas, como se ha señalado más arriba, entre la Santa Sede y el Líbano, que en este año celebran su 75º aniversario. Recordemos que el Líbano es el vestigio católico más importante del Medio Oriente y que los cristianos y musulmanes del país, a través de los maronitas, han permanecido siempre en un ambiente de respeto y afecto hacia el Santo Padre y el Vaticano.


El comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede indicó que las conversaciones fueron «cordiales», añadiendo que «los dos líderes discutieron varios intereses de interés común», termina diciendo el comunicado.


El Líbano un mensaje y quiere el Papa visitarlo


El Papa afirmó que está trabajando «para preservar el Líbano, que la Santa Sede considera un mensaje».


El Papa también le dijo al Sr. Aoun que visitará el Líbano, sin fijar una fecha. «Visitaré pronto el Líbano», dijo el Papa Francisco. «Es una decisión que he tomado, sobre todo porque el Líbano sigue siendo, a pesar de todo, un ejemplo para el mundo».


Por su parte, el jefe de Estado agradeció al Papa su amor por el Líbano, que ha demostrado en varias ocasiones. «No queremos que el Líbano, que se encuentra en medio de crisis y guerras, pague el precio de lo que está ocurriendo en la región», dijo Aoun, subrayando que el país no está abandonado a su suerte, gracias al interés del Papa y a la determinación de su pueblo por enderezarlo.


El Presidente de la República le dijo que «el Líbano ha experimentado una importante ola de emigración que ha afectado a su élite, lo que constituye un peligro para la identidad libanesa y el pluralismo del país, ya que contribuye a debilitar la presencia cristiana en el Oriente».


Por la tarde, el Presidente se reunió en Roma con el Director General de la FAO, Ko Dong Hui, y el Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo