El «Vardavar» armenio

Entre las celebraciones eclesiásticas y las tradiciones populares

¿Qué ocurre durante este histórico día?


El texto original fue publicado en MECC el 7 de julio de 2021. Traducción y publicación por Maronitas.org en colaboración con The Middle East Council of Churches


Informe de Elia Nasrallah

Traducción de Mary Yahchouchy


A lo largo de todo el año, los cristianos celebran muchas festividades y eventos diferentes, cada uno según sus costumbres y tradiciones religiosas locales o internacionales. Sin embargo, ¿acentúan estas celebraciones la brecha entre las familias de la Iglesia? La respuesta es no.


Por supuesto, cada Iglesia tiene sus propias características y ritos, pero todas están unidas bajo un mismo lema: «La riqueza en la diversidad». Esta riqueza fue siempre lo que distinguió a las Iglesias de Oriente y Occidente, mientras que todas ellas alaban a Jesucristo en una sola fe, reconociendo su muerte y resurrección.


Basándonos en esto último, conozcamos hoy un antiguo día santo de la Iglesia Armenia que se celebra a nivel mundial y regional. Cae este año el domingo 11 de julio, y llega a ser una combinación anual de tradiciones litúrgicas y populares. Se trata de «Vardavar» o «el día de rociar agua» o como la gente lo llama «rociar». Es la Transfiguración del Señor Jesucristo, y uno de los cinco ritos ceremoniales de la Iglesia Apostólica Armenia.


¿A qué época pertenece esta fiesta? ¿Cuáles son sus características? ¿Cómo la celebran los creyentes?


En primer lugar, hay que señalar que esta celebración es una tradición que simboliza la vida después del diluvio. Se remonta a la época precristiana y a los antiguos tiempos paganos, tras lo cual adquirió un carácter religioso cristiano. Los ciudadanos de Armenia han querido preservarla desde la época de Noé y la celebran desde hace varias décadas en el país. Trasladaron la celebración a todos los armenios de la diáspora, incluido Oriente Medio, como Egipto.


Desde el punto de vista histórico y pagano, «Vardavar» estaba dedicado a «Astaghik», diosa de la fertilidad, la belleza y el agua. Se celebraba después del trabajo en el campo y de la recolección del grano, cuando se acostumbraba a organizar un banquete en honor al sacrificio de sus gobernantes. La gente también solía ofrecer ramos de rosas a los templos de «Astaghik» y se rociaba agua en estos lugares para agradecer a los dioses el apoyo al crecimiento de las semillas, pero también para lavar el mal. La palabra «Vardavar» en armenio significa «ofrenda de rosas»: esta tradición se llevaba a cabo durante las grandes celebraciones populares y rociar agua sigue siendo una costumbre hoy en día.


En el año 301, después de que los armenios se convirtieran al cristianismo, la Iglesia Armenia volvió a celebrar el «Vardavar» y lo vinculó con algunas tradiciones cristianas, con el fin de preservar las antiguas tradiciones armenias, por un lado, y consolidar la fe cristiana entre la gente, por otro. Esta fiesta se celebra 98 días después de la Pascua para reflejar la visita de nuestro Señor Jesucristo en el monte Tabor, que tomó «a Pedro, a Santiago y a Juan, su hermano, y los llevó solos a un monte alto. Y se transfiguró ante ellos; su rostro resplandeció como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz» (Mt. 17,1-2).


Armenia consiguió incluir esta fiesta en la lista del patrimonio inmaterial de la UNESCO en 2011. Adultos y niños siguen celebrándola anualmente con ritos especiales, frente a varias iglesias y monasterios armenios históricos como el Monasterio de Keghart y el Templo de Pagan Garni, donde se reza y se bendice a los creyentes y luego se rocía agua en las calles, especialmente en Egipto.

Los cristianos de la región siria de Qamishli celebran el «Vardavar» con las mismas tradiciones. Se llamaba el quincuagésimo día santo porque llega 50 días después de la Pascua. Esta celebración adquirió más tarde un carácter popular y un rito social en el que la gente de la región participa rociando agua y divirtiéndose. Esto simboliza, según la gente, la venida del Espíritu Santo sobre los discípulos de Cristo en forma de lenguas de fuego, y la aspersión de estas lenguas.


Communication and Public Relations Department




5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo