Hoy el patriarca subrayó que el país no puede quedar sin gobierno

Durante la clausura del Sínodo Patriarcal Su Beatitud Bechara Pedro Rai expresó su preocupación de caer en una país acéfalo por conflictos absurdos de los partidos.


Nos negamos a pasar el resto de este mandato presidencial a la sombra de un gobierno interino que se ocupe de los asuntos actuales; rechazamos la vacante presidencial, así como el vacío constitucional, porque implicarían desarrollos difíciles de controlar a nivel constitucional, de seguridad y nacional", declaró el patriarca maronita Bechara Rai al término del sínodo de la Iglesia maronita, al que asistieron obispos del Líbano y de la diáspora.


Recordando el carácter particularmente delicado de la etapa actual, el cardenal Raï ha pedido que se elija "lo antes posible" un Primer Ministro con "credibilidad, experiencia, conocimiento y sabiduría en la gestión de los asuntos públicos" para que pueda formar un gobierno con el Presidente de la República capaz de tomar decisiones urgentes, la primera de las cuales es emprender las reformas indispensables y esperadas. El país no puede quedarse sin gobierno y sin presidente", subrayó el Patriarca Maronita. Es hora de que mostremos al mundo que somos dignos de esta nación y de su composición pluralista", dijo en su homilía de clausura del Sínodo.


Denunciando las prácticas de los dirigentes civiles y políticos, volvió a hacer un llamamiento a la comunidad internacional para que alivie las cargas del Líbano, que está económicamente agotado, encontrando una solución definitiva a la presencia de los refugiados palestinos y de los desplazados sirios en suelo libanés. "Es inaceptable que muchas formaciones, incluidas las internacionales, consideren la situación de los refugiados y desplazados como una realidad a la que hay que adaptarse hasta su integración y naturalización, señaló el patriarca maronita. Esta lógica es destructiva. Lleva inevitablemente a socavar la unidad del Líbano y nos obliga a enfrentarnos a ella para salvar la entidad libanesa, su constitución actual y su fórmula", insistió.


El cardenal Rai pidió al Estado libanés que hiciera un esfuerzo excepcional para negociar con la Autoridad Palestina, la Liga Árabe, las Naciones Unidas y las grandes potencias un proyecto de reubicación de los refugiados en países capaces de acogerlos demográficamente y de garantizarles una vida digna. El pueblo palestino no está destinado a vivir en un campamento", dijo el patriarca Rai. El Líbano no existe para ser el país de acogida de los pueblos de la región", dijo.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo