¿Interferirán las Naciones Unidas en las investigaciones sobre la explosión del puerto de Beirut?

El texto original fue publicado en MECC del 16 de junio de 2021. Traducción y publicación por Maronitas.org en colaboración con The Middle East Council of Churches.


Puerto de Beirut, Explosion, Libano, Blast Lebanon

Los familiares de los fallecidos en la masiva explosión del puerto de Beirut del 4 de agosto participan en una vigilia para conmemorar los nueve meses de la explosión. © 2021 Marwan Naamani/picture-alliance/dpa/AP Images


53 grupos de derechos libaneses, regionales e internacionales y particulares, así como 62 supervivientes y familiares de las víctimas y los bomberos, enviaron una carta conjunta a la ONU en la que pedían a la organización que iniciara su propia investigación imparcial. El motivo de este movimiento es la lenta y oscura investigación que no ha encontrado respuesta alguna. En su lugar, meses de burocracia política, obstrucción, evasión y retraso, han asfixiado la investigación; no hay que imaginar las fuerzas que actúan para ocultar lo que realmente ocurrió el 4 de agosto.


Human Rights Watch ha documentado muchos defectos en las investigaciones nacionales que las hacen incapaces de impartir justicia de forma fiable, como la flagrante interferencia política, la impunidad de los altos cargos políticos, el incumplimiento de las normas de juicio justo y las violaciones del debido proceso.


Los libaneses hablan a diario de que todos los políticos deberían dejar el país en paz. Por lo tanto, ésta puede ser su oportunidad para descubrir la verdad y despedir a los políticos corruptos que no sólo son responsables de la explosión, sino que están detrás de gran parte de los delitos que se cometen en el país.


Sin embargo, el nexo de la corrupción en el país está bien entretejido, ya que muchos políticos, de diferentes movimientos y partidos, poseen empresas, bancos y organizaciones, que utilizan para mantenerse en el poder y dirigir el país en su dirección. Y acaban formando su propio imperio dentro de un país cuyos recursos no están a la altura de su codicia.


Sin embargo, la historia ha demostrado que todo imperio tiene los días contados. Llevar a cabo una investigación imparcial y de alcance internacional puede ser como una daga en el corazón de esos imperios, especialmente cuando el poder está centralizado en un individuo clave: ese político corrupto.


Communication and Public Relations Department

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo