top of page

«Lo que oigáis susurrado, proclamadlo en los tejados»




San Patricio (c.385-c.461)

monje misionero, obispo

Las Confesiones


No soy yo quien emprendió este trabajo, sino que es Cristo el Señor quien me ordenó venir a estar con estos paganos irlandeses por el resto de mi vida, si el Señor así lo quiere y me protege de todo mal.

Pero yo no confío en mí mismo “mientras estoy en este cuerpo mortal” (2P 1,13; Rm 7,24). No llevé una vida perfecta como otros creyentes, pero me confieso a mi Señor y no me avergüenzo delante de él, porque no miento; desde que le conocí en mi juventud, el amor de Dios y el temor de él crecieron en mí, y hasta ahora, por el favor de Dios, “he guardado la fe” (2Tm 4,7).


Es más, que cualquiera se ría y se burle si así lo desea. No callo, ni escondo “las señales y prodigios” (Dn 6,27) que me fueron mostradas por el Señor muchos años antes de que sucedieran, Él que lo sabía todo, incluso antes del principio de los tiempos. Por tanto, debo dar gracias sin cesar a Dios, que con frecuencia ha perdonado mi insensatez y mi negligencia, en más de una ocasión, y nunca se ha enojado conmigo, a quien he puesto como su ayuda, aunque no fácilmente asentí a lo que había hecho me ha sido revelado, como el Espíritu me instaba. El Señor “tuvo misericordia” de mí “por mil generaciones” (Ex 20, 6), porque vio en mí que estaba preparado para servirle. Muchos trataban de impedir esta misión; hablaban entre ellos a mis espaldas y decían: “¿Por qué este hombre se lanza al peligro entre enemigos que no conocen a Dios?” No por malicia dijeron esto; como yo mismo puedo atestiguar, percibieron mi rusticidad. Y no me apresuré a reconocer la gracia que entonces había en mí; Ahora sé que debería haberlo hecho antes.


Ahora lo he dicho con franqueza a mis hermanos y colaboradores, que me han creído por lo que “he proclamado y sigo proclamando” (2 Co 13, 2) para fortalecer y reforzar vuestra fe. Sólo deseo que tú también hagas mayores y mejores esfuerzos. Este será mi orgullo, porque "un hijo sabio hace un padre orgulloso". (Proverbios 10, 1)

14 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page