Search
  • Parroquia Maronita de San Chárbel

Los medios de comunicación, una llamada en medio de la tormenta del Coronavirus

Marie-Therese Kreidi, directora de programación de Télé Lumière y Noursat: "Hoy los medios de comunicación son la voz de la Iglesia y la esperanza de los creyentes".


El texto original fue publicado en MECC el 10 de febrero de 2021. Traducción y publicación por maronitas.org con la autorización expresa y petición de The Middle East Council of Churches.


Marie-Therese Kreid, directora de Programación de Télé Lumière y Noursat

Ha pasado más de un año y el coronavirus sigue extendiéndose por todo el mundo, imponiendo condiciones excepcionales y un confinamiento sanitario que ni siquiera perdonó a los lugares de culto y a las iglesias incluidas en muchas medidas sanitarias estrictas adoptadas en todo el mundo y en el Oriente Medio. Para detener la propagación del virus, las iglesias tuvieron que cerrar sus puertas a los fieles que se vieron en extrema necesidad de atención espiritual y acompañamiento religioso a lo largo del confinamiento que se produjo durante importantes fiestas litúrgicas. Sin embargo, este virus microscópico no acabó con la fe de la gente. Los medios de comunicación en general, y los religiosos en particular, desempeñaron un papel fundamental para ayudar a los creyentes a mantener su relación con Dios y les brindaron la oportunidad de participar desde sus hogares en todas las celebraciones religiosas. ¿Cuál es el papel de los medios de comunicación en este caso? ¿Cómo apoyan y acompañan a los creyentes en estos tiempos difíciles? ¿Es positiva la interacción de la audiencia con lo que ofrecen estos medios? La Sra. Marie-Therese Kreidi, directora de programación de Télé Lumière y Noursat, responde a estas preguntas arrojando luz sobre los deberes y la misión de los medios de comunicación en estos tiempos difíciles, refiriéndose a los materiales y programas más destacados emitidos por Noursat. En primer lugar, la Sra. Marie-Therese destacó los grandes daños causados por el coronavirus a muchos niveles. En todo el mundo, las celebraciones religiosas se detuvieron y “la gente se encontró ante puertas cerradas y plazas a las que se les prohíbe el acceso cuando más necesitan de las religiones”. Mencionó que, por primera vez en la historia, la Plaza de San Pedro en el Vaticano estaba vacía, y la Iglesia de la Natividad estaba cerrada, al igual que la mayoría de las iglesias de los países que aplican medidas estrictas para hacer frente a la pandemia". El papel de los medios de comunicación en la actualidad En cuanto a los medios de comunicación, estaban al servicio de los líderes religiosos del mundo. “Recurrieron a los medios de comunicación convirtiéndolos en una plataforma, una voz y su única fuente de comunicación con sus seguidores, incluso cuando un gran número de religiones monoteístas en el Líbano y en el mundo tienen sus propias plataformas mediáticas y las utilizan desde hace mucho tiempo”, explicó Kreidi, “este fenómeno de recurrir a diversos medios de comunicación, ya sean tradicionales o modernos, se ha convertido en una extensión de las religiones y de su misión de comunicarse con las masas de creyentes, estén donde estén”.


Durante la cuarentena y el confinamiento impuesto, ha surgido un papel importante para los medios de comunicación religiosos en el acompañamiento de los creyentes, según la Sra. Marie Therese. “Cambiaron los programas de televisión y las redes sociales para estar al día con la audiencia y sus diversas orientaciones. Los medios de comunicación también se centraron en programas espirituales que transmiten la esperanza, la fe y la confianza en la Providencia Divina, y acompañan diariamente a los enfermos, a los infectados y a sus familias mediante oraciones y la transmisión de celebraciones eclesiásticas de todo el mundo”. Dijo Kreidi: “Nada sustituye a la Iglesia y al encuentro directo con la comunidad de creyentes, el clero y la congregación, pero las condiciones sanitarias imponen medidas estrictas que a algunos les cuesta aceptar”. Explicó aquí la importancia del papel de los medios de comunicación religiosos: “estar abiertos al diálogo entre la Iglesia y las parroquias para responder a todas las preguntas y preocupaciones, pero sobre todo ser una plataforma de comunicación y de escucha con todos los medios disponibles”. Marie-Therese continuó: “no hay duda de que los medios de comunicación religiosos son las mejores fuentes de paz en medio de las crisis, y su papel es más evidente en su presencia junto a una audiencia extendida por todo el mundo”. Se refirió a los estudios que demuestran el importante papel de los medios sociales, como Facebook y otras aplicaciones, para ayudar a individuos y grupos a superar esta crisis con un mínimo de daños psicológicos, morales e incluso físicos mediante el acompañamiento y la concienciación. Y añadió: “el papel de los medios sociales para apoyar el mensaje de los medios religiosos tradicionales y comunicarse con una amplia audiencia ha surgido en gran medida”. Télé Lumière y Noursat frente al coronavirus La Sra. Marie-Therese habló de los materiales y programas especiales en los que trabajó el canal para hacer frente al coronavirus y a las difíciles condiciones impuestas a todos. Informó de que el canal hizo importantes ajustes en sus programas durante el confinamiento. Basándose en las recomendaciones de todas las iglesias y liderazgos espirituales, y a petición de los telespectadores, “se dedica un amplio tiempo de la emisión a las celebraciones religiosas en directo, como la misa diaria y el rosario diario, transmitidos directamente desde Bkerke—Líbano, donde Su Beatitud, el cardenal maronita Mar Bechara Pedro Rai, reza diariamente por la curación del Líbano y del mundo del coronavirus”. Las plataformas de medios sociales Télé Lumière y Noursat también cubren esta oración.

Kreidi añadió que Noursat también emite un gran número de programas de entrevistas en directo que permiten a los espectadores participar y comunicarse con los presentadores a través de las redes sociales. También constituyó una plataforma para que las organizaciones humanitarias, religiosas y sociales, o cualquiera que pueda llegar a las personas necesitadas, hagan una aparición y se comuniquen con los espectadores. El canal también llevó a cabo campañas de oración por los paramédicos y el personal médico que están en primera línea dedicados a su misión a pesar del peligro que les rodea. Sin olvidar los diversos documentales y películas religiosas muy populares entre el público. Según Marie-Therese, “el ritmo de producción religiosa aumentó con la cuarentena impuesta, y las partes interesadas duplicaron sus esfuerzos, desde sacerdotes hasta religiosos, pasando por los cantantes, escritores y compositores. Se centraron en los himnos sobre los milagros y el miedo concurrente”. Basándose en una estadística realizada por la emisora Télé Lumière Noursat, Kreidi dijo que “la producción de programas, himnos y liturgia religiosa durante el encierro aumentó en un 60%, y se centró en vídeos con mensajes de concienciación sanitaria y espiritual, y videos sobre las medidas preventivas adoptadas en las iglesias y cómo comunicarse con los creyentes, etc. La producción también incluyó la transmisión en directo de ceremonias religiosas, la más importante de las cuales es la misa, a través de las páginas de Facebook de las parroquias, y clips de himnos con significados humanitarios y mensajes espirituales que proporcionan apoyo moral a los espectadores durante su calvario y aislamiento”.

En cuanto a la concienciación médica en los medios de comunicación, la directora de programación de Noursat añadió que era “esencial proporcionar información al público sobre instrucciones y procedimientos preventivos y difundir la concienciación y la atención entre la gente mediante el lanzamiento de campañas programadas en los medios de comunicación y programas de entrevistas con médicos y especialistas y la cooperación con los ministerios pertinentes”. Al final de su esperanzador discurso, Kreidi indicó que la etapa actual es difícil, y que “la crisis del coronavirus ha dejado cicatrices y dolores en muchos. La región está siendo testigo de muchos desafíos, ya que la pandemia ha aumentado el dolor de su gente. La única esperanza que queda es la fe y la confianza en que Dios vela por nosotros. En cuanto a las iglesias y los creyentes, hemos visto su disposición y tocamos su entusiasmo para ayudar, cooperar y estar al lado de las personas infectadas y sus familias, y de todos y cada uno de los que perdieron a un familiar o a un ser querido, pues nos damos cuenta de que Oriente, a pesar de su sufrimiento, sigue siendo una misión de esperanza para el mundo entero”. Communication and Public Relations Department



4 views0 comments

Derechos reservados ® 2021

Parroquia Maronita de San Chárbel

Diseñado por iChárbel.digital

Cantos Maronitas