«Pedimos que Dios haga de la cuaresma una ocasión para la renovación espiritual»: Patriarca Rai

El patriarca maronita presidió la misa dominical en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de María en Bkerke, en la que asistieron los obispos Shukrallah Nabil Al-Hajj y Peter Karam, el secretario del patriarca, el padre Hadi Daou. varios metropolitanos, sacerdotes y monjas, en presencia de una multitud de actores y creyentes.


Patriarca Maronita
Patriarca Maronita durante su homilía de hoy. Cortesía de la foto: Bkerke.org

«Rabboni, oh Maestro, para que pueda ver»


Después del Santo Evangelio, el patriarca Rai pronunció una homilía titulada “Rabboni, oh Maestro, para que pueda ver” (cf. Mc 10, 51), en la que oró «para que Cristo nos dé luz y le conceda a cada ser humano, especialmente los que están ahogados en la ceguera del corazón y de la conciencia, y vagan en la oscuridad de sus intereses y egoísmos» .

También dijo: «el grito de la fe del ciego cayó en el corazón de Cristo, aunque la gente lo reprendía para que se callara, pero Jesús les ordenó que lo llamaran a él (...) Este ciego era el verdadero vidente entre toda la multitud. Esto es lo que Jesús quería mostrar al público. Así, el ciego ve con la intuición de un corazón iluminado por la fe que ve más allá de lo sensible y de la perspectiva de nuestro mundo y de nuestra vida cotidiana y de su acontecimientos (...) todos necesitamos la luz de la intuición interior para saber leer los signos sucesivos y renovados de nuestro tiempo».

Sobre las próximas elecciones en el Líbano

Sobre las próximas elecciones en el Líbano el patriarca comentó: «En este corto período de preparación para las elecciones parlamentarias del 15 de mayo, nuestro electorado necesita buscar la luz divina para elegir a los mejores candidatos que sean capaces de implementar el anhelado cambio de estructuras, sectores y desempeño, y que sean leales únicamente al Líbano y al pueblo del Líbano. El valor de las elecciones está en la sociedad. La democracia es una ocasión para que las personas cambien su realidad para mejor. Votar significa cambiar. Votar significa elegir lo mejor. Y si las elecciones son la base de la democracia, entonces el populismo no debería ser la base para las elecciones, pues aumenta la división y el resentimiento (...). Que el pueblo libanés en su conjunto elija a los mejores, si realmente quiere cambiar y reformar la realidad. Esto no sucederá si los ciudadanos permanecen en sus casas mientras las elecciones están en marcha. Las elecciones parlamentarias exitosas en su realización y resultados son garantía de la elección exitosa de un nuevo presidente de la república a dos meses antes del final del mandato actual según el artículo 73 de la constitución (...)».

La corrupción del país

Agregó además que: «Hay que seguir sacudiendo a la conciencia del gobierno para que agilice la aprobación de verdaderas reformas, entre las que destacan: regularizar la deuda pública, frenar el despilfarro, prevenir el contrabando, controlar los cruces terrestres, marítimos y aéreos, reformar el sector eléctrico (...)».

Continuó: «Crecen las sospechas sobre el rumbo del poder judicial en el Líbano, que se ha convertido, en parte, en una herramienta en manos de la autoridad política, que lo utiliza contra la justicia. Nos preguntamos si estamos ante la lucha contra la corrupción o la lucha contra los opositores políticos? ¿Cómo puede el poder judicial no decidir el destino de la investigación sobre la Explosión del Puerto de Beirut? ¿Ha decidido sobre la autoridad del juez de instrucción judicial completar sus investigaciones a este respecto? ¿Por qué la inspección judicial se abstiene de esclarecer los expedientes de los jueces a los que se refiere? ¿Por qué la acusación pública discriminatoria no ejecuta las decisiones que emite?, es la reticencia de la jerarquía judicial a poner fin a este caótico fenómeno».

Renovación espiritual


En su homilía, el Patriarca concluyó diciendo: «Recemos con la fe del ciego de Jericó, buscando la luz para que nos guíe hacia todo lo que es verdad, justicia, estabilidad y paz. Esto es lo que buscamos en esta cuaresma, que coincidió ayer con el ayuno del Ramadán. Bendecimos a los hermanos musulmanes, y pedimos a Dios que haga de este período aceptable de ayuno una ocasión para la renovación espiritual dentro de nosotros, de la cual surge toda renovación en la familia, la sociedad y el estado».

 

Fuente: maronitas.org

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo