Search
  • Parroquia Maronita de San Chárbel

San Vicente de Paul

El gigante de la Caridad

27 de septiembre


Por Rita Karam de maronitas.org


San Vicente de Paúl, el Gigante de la Caridad
"¡Vi a Cristo! Sí, lo vi con dolor en su lecho de enfermo".

Palabras pronunciadas por el santo de hoy, San Viene de Paul, después de que sirvió con su tío, un sacerdote enfermo, que estaba en su lecho de muerte, y fue capaz de revelar una vocación sacerdotal enterrada, que rápidamente se tradujo en realidad vestido con el manto del sacerdocio, a los veinte años, alimentado por un corazón lleno de amor y un espíritu humilde y sencillo.

En un momento en que se le abrieron las puertas de la riqueza y los puestos de prestigio, hizo un llamamiento al crucificado para que le diera luz, inspiración y fuerza para elegir servir a los desposeídos y a los que sufrían. Su fe no se tambaleó, ni durante los días de socorro ni durante el tiempo de cautiverio y servidumbre, sino más bien creció su adhesión a la ayuda de Dios y la intercesión de la Virgen María.


No se dejó engañar por el dinero ni por las riquezas, y cada vez que conseguía un puñado de dinero o una riqueza en dinero, se lo daba a los necesitados, recordando el dicho de Cristo: "Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que tienes y reparte su precio entre los pobres, y tendrás tesoro en los cielos, luego ven y sígueme" (Mateo 19, 21).


San Vicente fue creciendo en santidad poco a poco, y esto fue atestiguado por las obras de misericordia y caridad que emprendió: realizó reformas religiosas y resucitó las almas de la ignorancia generalizada, reparó escuelas y encontró otras gratis, donde enseñó la educación cristiana, luchó junto a los pobres, se visitaba una casa a otra de un pueblo a otro, visitando a los enfermos, ante su dolor físico y espiritual, fundó la "Hermandad del Amor" para atender a los enfermos pobres de cada pueblo. Preparaba retiros espirituales, meditación y oración.


San Vicente, fundador de la Congregación de la Misión

El padre Vicente fue designado como guía espiritual para los buques de guerra, y había una imagen de Cristo, gracias a él que uno de los remeros condenados a bordo del barco vio la luz de Cristo y vio en él a Jesús que cargó con su pecado y lo salvó cuando lo reemplazó para ejecutar el juicio, mientras que el santo le aseguró que era un “hermano” que encontró en él las características de Cristo Sufriente. Durante ese período, el padre Vicente probó tres meses de tormento, hasta convertirse en un esqueleto.


Entonces, con ese espíritu, San Vicente de Paul llevó la antorcha de la caridad y el estandarte de la justicia y la verdad hasta que el gigante del amor desapareció el 27 de septiembre de 1660, y después de ochenta años, lo inscribió con las acciones del cielo en la tierra.


Hashtag: #maronitas #VicentedePaul #Vicentinos #Lazaristas #Paules

11 views

Derechos reservados ®

Parroquia Maronita de San Chárbel

Diseñado por iChárbel.digital

Cantos Maronitas