Search
  • Parroquia Maronita de San Chárbel

Santa Tecla

La amiga de san Pablo apóstol

24 de septiembre

Por Marylin Sliby de maronitas.org

Santa Tecla (siglo I), discípula de san Pablo Apóstol

Bella, guapa, distinguida, inteligente, rica, única, y atractiva... muchos buscaron su mano en matrimonio.

Estaba comprometida con un joven... sin embargo, el paso iconográfico de san Pablo, donde nació, se crió y creció, cambió el rumbo de su vida.


Se trata de Tecla, una santa del tiempo de los apóstoles y, por lo tanto, de los primeros cristianos, cuya bendita fiesta hoy celebra la Iglesia.


En aquel entonces, siglo I, Tecla conoció a san Pablo y se convirtió en su discípula.


Ermita de santa Tecla en Maaloula

Amó a Cristo con un gran amor que la impulsó a dejar el mundo terrenal y sus tentaciones, y a apegarse a un amor sublime y a su "novio" celestial.


Su madre, que era pagana, se opuso a la espiritualidad de su hija, por lo que intentó, de diversas formas, obligarla a cambiar el curso de su vida, con métodos que llegaron al punto de la cruel tortura como cuando ordenó que se encendiera y se le quemara con fuego. Sin embargo, al hacer santa Tecla la señal de la Cruz, la Divina Providencia hizo llover abundantemente, apagó los incendios y pudo Tecla escapar.


Se refugió en Antioquía, donde ayudó a su maestro Pablo a predicar. Allí, los mismos problemas la envolvieron, luego de negarse a casarse con una de las personas más ricas de la región.


Fue sentenciada a muerte presentándola ante monstruos cautivos: toros furiosos y serpientes venenosas. Pero, con la señal de la Cruz, estos animales se transformaron de depredadores a mascotas, que la consolaban y respetaban su cuerpo.


"Soy una adoradora de Cristo ... Él es quien me salva de los monstruos y de la muerte"


Monasterio de santa Tecla en Maaloula

Por aquel entonces, Tecla se mudó a Maaloula (Siria), lugar que brilló con sus bendiciones a la montaña donde vivía. Pero ni ahí la dejaron, pues hasta allá la perseguían para hacerle daño.




"Soy la sierva de Cristo, el Hijo del Dios viviente, que es el único camino, la verdad, la vida y la salvación de las almas. Él es también la liberación de los cautivos, el consuelo de los afligidos y la esperanza de los desesperados, y él es quien me salva de las bestias y de la muerte".

Con estas palabras y la señal de la Santa Cruz, santa Tecla obtuvo infinitas bendiciones.


Enséñanos, oh Señor, según su ejemplo, a mantenernos firmes en nuestra fe, por muchas tentaciones terrenales, y confírmanos en el tiempo de la Cruz con tu Santa Cruz, para que vivamos en la verdadera perfección cristiana.


Hashtag: #maronitas #santatecla #maaloula #sanpablo

25 views

Derechos reservados ®

Parroquia Maronita de San Chárbel

Diseñado por iChárbel.digital

Cantos Maronitas