top of page

«Y Judas Iscariote que lo traicionó»


#maronitas


San Ambrosio (c.340-397)

Obispo de Milán y Doctor de la Iglesia

Comentario al evangelio de san Lucas, V, 44-45



“Cristo convocó a sus discípulos y escogió a doce de ellos” para enviarlos como sembradores de la fe y derramar su ayuda y curación para la humanidad en todo el mundo. Tomad buena nota de este designio divino: estos no eran ni sabios, ni ricos, ni personas de alto rango, sino pecadores y publicanos a quienes escogió para enviar, para que no pareciera que habían sido atraídos por la habilidad natural, comprados con riquezas, o atraído a su gracia por el estatus asociado al poder y la notoriedad. Esto lo hizo para que la victoria viniera de la solidez de la verdad y no de la aclamación de la palabra.


El propio Judas fue elegido, no por descuido sino con pleno conocimiento de las implicaciones. ¡Qué grandeza vemos en esa verdad que ni siquiera un siervo traidor puede debilitar! ¡Qué marca del carácter de nuestro Señor que prefiera, desde nuestro punto de vista, comprometer su juicio en lugar de su amor! Había asumido sobre sí la debilidad humana y no rechazó ni siquiera este aspecto de la debilidad humana.


Él buscó ser abandonado, traicionado y entregado por su apóstol, para que vosotros, si un amigo os abandona, un amigo os traiciona, toméis en paz este error de juicio y el despilfarro de vuestra bondad.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page