Almacena tesoros en el cielo

Actualizado: 24 oct


San Juan María Vianney (1786-1859)

sacerdote

Pensées choisies du Saint curé d'Ars


El mundo pasa y nosotros pasamos con él. Reyes, emperadores, todos fallecen. Nos precipitamos hacia la eternidad de la que nunca más volveremos. Se trata de una sola cosa: salvar nuestras pobres almas. Los santos no estaban apegados a las posesiones terrenales; estaban pensando sólo en los celestiales. La gente mundana, por otro lado, solo piensa en el momento presente.


Debemos actuar como reyes. Cuando van a ser destronados envían sus tesoros delante de ellos y esos tesoros los esperan. Así también los buenos cristianos envían todas sus buenas obras a la entrada del cielo.


La tierra es un puente para cruzar el agua; solo sirve para sostener nuestros pies. Estamos en este mundo pero no somos de este mundo ya que todos los días decimos: “Padre nuestro que estás en los cielos…” Por lo tanto debemos esperar nuestra recompensa cuando estemos “en casa” en la casa del Padre.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo