top of page

Nuestra identidad con Dios


#maronitas

Por: Marilyn Cruz de maronitas.org


Muchas son las relaciones de amistad, de parentesco o de amor que unen a las personas, relaciones fuertes y entrañables que pueden revelar mucho sobre la personalidad del otro y los detalles en su interior, pero ¿somos un espejo transparente y un libro abierto frente a otros? , como somos ante Dios?

Una persona es un ser rodeado de contradicciones y secretos, ya que es a la vez franco y misterioso, amoroso y abusivo a la vez, bueno y malo a la vez, y es muy difícil revelar todos los secretos de sí mismo, por más fuertes y largas que sean las relaciones que lo unen a los demás, por lo que una parte debe permanecer oculta a los demás y evidente a Dios. La identidad del hombre no se revela sino por Dios y con Cristo, el verdadero ego no aparece sino ante el Señor que todo lo sabe y todo lo dirige.


Esta identidad es dibujada por Dios con sus dedos creadores, tallando nuestras almas, escribiendo nuestras mentes y revelando todo lo que está oculto porque Él es consciente de nuestros dolores, nuestros errores y nuestras preocupaciones.


Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, moldeados con el mismo polvo e insuflados con el mismo Espíritu, por lo que nos encontramos únicamente en Cristo, en su corazón, enseñanzas, rostro, amor y misericordia. Somos hijos de Dios y hermanos de Cristo, y nuestra identidad, impresa con Cristo, no es más que un vaso que exuda lo que hay en él. Y lo que hay dentro de este recipiente no son más que cualidades buenas y amargas que podemos tratar de esconder de los demás, pero no podemos hacerlo con Dios.


Cuando las dificultades se vuelven severas y el pecado nos domina, a menudo nos perdemos y arrojamos nuestra identidad al lodo del engaño, de modo que nos perdemos en pensamientos y sentimientos débiles y sin esperanza, incapaces de encontrarnos a nosotros mismos. Entonces, es necesario acudir al único refugio, a Cristo vivo, al Señor misericordioso, que es el único que nos acepta tal como somos, y es el único capaz de restaurar el bien en nuestro corazón y encontrar nuestra identidad y conducirnos a la justicia de salvación y seguridad...

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page