XXX Jornada Mundial del Enfermo

Tema «Sean misericordiosos así como el Padre de ustedes es misericordioso»

Maronitas, san Charnel
Papa Francisco bendice a un niño enfermo. Crédito de la foto: Vaticannews

Fuente: Vaticannews


El Papa: el cuidado sea integral, no olvidar singularidad de cada enfermo


El cuidado “no se puede diseccionar”. De hecho, “los santos que atendían a los enfermos seguían siempre las enseñanzas del Maestro: curar las heridas del cuerpo y del alma; rezar y actuar por la curación física y espiritual al mismo tiempo”. Así,el Papa en un video mensaje para la XXX Jornada Mundial del enfermo invita a ampliar nuestra mirada y a reflexionar sobre otro tipo de patologías que amenazan a la humanidad y al mundo.


“No hay que olvidar nunca la singularidad de cada enfermo, con su dignidad y sus fragilidades. Es toda la persona en su integralidad la que necesita cuidados: el cuerpo, la mente, los afectos, la libertad y la voluntad, la vida espiritual…”. Lo hace presente el Papa Francisco en un Video Mensaje enviado al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral con motivo del webinar organizado por el departamento vaticano para la XXX Jornada Mundial del Enfermo.

Curar cuerpo y alma

El pontífice, que constata la fragilidad que se desprende de la experiencia de la enfermedad, señala que el cuidado “no se puede diseccionar”: pone, de hecho, como estrella polar de los cristianos, el ejemplo de los santos que atendían a los enfermos siguiendo las enseñanzas del Maestro, curando las heridas del cuerpo y del alma al mismo tiempo. También hace presente que este tiempo de pandemia invita “a reflexionar”, sobre “otro tipo de patologías” que amenazan a la humanidad y al mundo, como “el individualismo y la indiferencia hacia los demás”:

Son formas de egoísmo que desgraciadamente se amplifican en la sociedad de bienestar consumista y del liberalismo económico; y las desigualdades resultantes se encuentran también en el ámbito de la salud, donde algunos disfrutan de las llamadas "excelencias" y muchos otros tienen dificultades para acceder a los cuidados básicos. El "antídoto" contra el individualismo

Para curar este "virus" social el Santo Padre señala “el antídoto”, es decir, la “base” con la que será posible tener “curas eficaces para todos”, a saber, “la cultura de la fraternidad, fundada en la conciencia de que todos somos iguales como personas humanas, todos iguales, hijos de un solo Padre”. Posa luego su mirada en los dispensarios y en las estructuras sanitarias de los países en desarrollo así como en las numerosas hermanas y hermanos misioneros que han dedicado su vida a atender a los enfermos más indigentes, en los santos y santas de todo el mundo que han puesto en marcha obras sanitarias dando lugar también al nacimiento de congregaciones religiosas, y afirma:


También hoy esta vocación y misión de cuidado humano integral debe renovar los carismas en el ámbito sanitario, para que no falte la cercanía hacia los que sufren. Gratitud a todos los que están cerca de los enfermos cada día Francisco, que reitera su gratitud “a todos los que en la vida y en el trabajo están cerca de los enfermos cada día" y los enumera detenidamente: "las familias y amigos que cuidan de sus seres queridos con cariño, médicos y enfermeros, farmacéuticos y personal sanitario; capellanes de los hospitales, a los religiosos y religiosas de los Institutos dedicados al cuidado de los enfermos, y a los numerosos voluntarios", les asegura su recuerdo en la oración, "para que el Señor les dé la capacidad de escuchar a los enfermos, de ser pacientes con ellos, de cuidarlos de manera integral, cuerpo, espíritu y relaciones".

Por último, su pensamiento va a los enfermos “en todos los rincones del mundo, especialmente por los que están más solos y no tienen acceso a los servicios sanitarios”, y encomienda a todos a la protección maternal de María, Salud de los Enfermos.

La XXX Jornada Mundial del Enfermo sobre el tema "Sean misericordiosos así como el Padre de ustedes es misericordioso" se celebrará el viernes 11 de febrero: a las 10 de la mañana, en la Basílica de San Pedro, la misa será presidida por el cardenal Peter Turkson, quien fuera Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, en presencia de enfermos, trabajadores sociales y sanitarios, asistentes y voluntarios. El seminario web de hoy, 10 de febrero, de 15:00 a 17:30 horas, repasará la historia de la Jornada establecida por San Juan Pablo II, mostrando sus frutos y destacando la relevancia de su mensaje.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo